Versión

Resultados de la búsqueda

Búsqueda de "Mario Rufer" por AUTOR
Fueron localizados 4 artículos
 
Página 1
 
Editorial. Pensar la subalternidad en nuestros días.
Mario Rufer; Frida Gorbach
Resumen | Abstract
ESPAÑOL

En 1988 la filósofa feminista de origen indio Gayatri Spivak publicó «Can the Subaltern Speak? (1988)» (¿Puede el subalterno hablar?), un texto que ha sido citado, invocado, imitado, analizado y criticado muchísimas veces, y que hoy sigue teniendo una relevancia fundamental en el campo de la teoría social. Si en los años setenta, en Inglaterra, la “historia desde abajo” mostró que los oprimidos no son objetos pasivos de la historia sino agentes conscientes, capaces de moldear y ser moldeados por sus propios procesos sociales, y si por esa misma década la llamada Escuela de Estudios de Subalternidad sostuvo que las acciones de los grupos subordinados no son meras reacciones producto de presiones económicas sino que están animadas por una serie de normas que responden a una lógica y una racionalidad distintas, Spivak se preguntará en ese texto si de verdad los subalternos pueden hablar, si poseen conciencia cuando se les ha negado radicalmente la palabra y la capacidad de acción política. Argumentará allí que el “otro” nunca habla desde una voz soberana o transparente, y más aún, que no existe posibilidad de que el/la subalterna “hable” desde un lugar de enunciación propio: básicamente porque no lo tiene.

Ver artículo en versión PDF



Huellas errantes: Rumor, verdad e historia desde una crítica poscolonial de la razón
Rufer, Mario
Resumen | Abstract
ESPAÑOL

En este artículo el autor trabaja los puntos de encuentro entre la historia y el rumor como discursos. Primero se discuten los problemas relativos al concepto de verdad y evidencia en la producción de discurso histórico, y cómo el rumor (entre otros discursos) fue obliterado de manera represiva. Se trabaja sobre el desplazamiento que se produce en el tratamiento de la verdad y del discurso a partir del posestructuralismo europeo y fundamentalmente de los estudios poscoloniales como agenda política. En la segunda parte se discuten las transgresiones que el rumor comete ante la autoridad del texto, en este caso histórico: la “certeza” y la “seguridad” fueron los respaldos imprescindibles de la modernidad occidental para un discurso disciplinario. El autor se pregunta cómo fue que la historia renunció al fragmento, a la huella, a lo incierto, a todo lo que, como el rumor, genera “desacuerdo” y, por ende, es eminentemente político.

INGLÉS

In this article the author deals with the main interplays between history and rumor as discourses. First, the article discusses issues related to the concept of truth and evidence in the production of historical discourse, and how rumor (among other discursive patterns) was bypassed in a repressive way into poetic rules. It deals with the displacement produced in the conceptions of truth and discourse from European poststructuralism and mainly with the emergence of postcolonial studies as a political agenda. In the second section the author discusses the transgressions that rumor represents facing the authority of the historical text: certainty and probability were the salient supports of Western Modernity to produce a disciplinary discourse. How was the process in which history-as-discourse left behind traces, vestiges, fragments, all of which, as rumor, implies disagreement and as such becomes political?

Ver artículo en versión PDF | historia; Rumor; Verdad; Evidencia; Poscolonialismo



La nación exhibida, la historia en el "shopping": Memoria y representación en el Museo de Robben Island
Rufer, Mario
Resumen | Abstract
ESPAÑOL

En el marco de las políticas poscoloniales de “conmemoración”, los modelos de representación de “pasados públicos” nacionales han sido fundantes: museos, monumentos, memoriales anónimos a los mártires de la nación, elementos todos que coadyuvaron no sólo a la identificación de quiénes deben ser recordados, sino también a la redefinición del sujeto que recuerda, y para qué recuerda. Siguiendo este punto, en este trabajo me focalizaré en el análisis de algunas de las posibles lecturas representativas que proyecta un caso peculiar entre los artefactos de desplazamiento de la conmemoración postcolonial: el museo de Robben Island en Sudáfrica. La ex prisión de máxima seguridad en la que Mandela pasó 18 de sus casi 27 años de reclusión, fue re-creada como museo oficial por el Estado sudafricano en 1997 y desde ese momento es el artefacto metonímico de la “nueva nación” post-apartheid, el símbolo oficialista de la narrativa histórica, “nueva historia”. Robben Island es parte del mandato nacional en la era cosmopolita. Se introduce en un contexto de capitalismo transnacional dentro de cuyas poéticas “lo que el Estado debe proyectar como recuerdo colectivo” no escapa a compromisos globalizantes y a mandatos neoliberales. Con una historia de apropiaciones consecutivas por parte de diferentes colectividades de Sudáfrica, el museo se inserta en la pedagogía nacional con obliteraciones pronunciadas. Reproduce con silencios profundos los gestos de la exclusión y de la omisión, tramas de diferencia que imprimen sobre la solemnidad del trauma recordado, los costos representacionales para proyectar un sentido de la “armonía en diversidad”, de la “unidad histórica”, de “la nación arco iris”, o el “renacimiento africano”. Y en medio de los actos que silencian, las apropiaciones simbólicas transforman a la isla y al museo en la parodia de los reclamos sociales, del gesto irónico del subalterno no-narrado, narrado a medias, refractado en la trama. Esos procesos contradictorios e interdependientes de representaciones múltiples y lógicas políticas diversas, son los que intentaré analizar en el presente trabajo.

INGLÉS

The nation exhibited, history as shopping. Memory and representation in the Robben Island Museum. In the wake of postcolonial politics of “commemoration”, the representational models of national “public pasts” have been foundational: museums, monuments, anonymous memorials to the nation’s martyrs, all devices that lead not only to the identification of those who should be remembered, but also to the redefinition of the subject who remembers, and why he/she remembers. Following from this, I will focus on the analysis of some of the possible representative readings projected by a peculiar case among the artefacts of displacement in postcolonial commemoration: the Robben Island Museum in South Africa. The former maximum security prison where Nelson Mandela spent 18 of his almost 27 years in prison was re-created as an official museum by the South African State in 1997. From that moment on, it has been the metonymical artifact of the post-apartheid “new nation”, the official symbol of the historical narrative, “new history”. Robben Island is a part of the national mandate in the cosmopolitan era. It is introduced in a context of transnational capitalism, the poetics of which dictate that “all that the State fixes as a collective remembrance” cannot escape commitments to globalization and neoliberal mandates. With a history of consecutive appropriations by different collectivities in South Africa, the museum is inserted into the national pedagogy with notable obliterations. It reproduces with profound silences the gestures of exclusion and omission, stories of difference that imprint, over the solemnity of the remembered trauma, representational costs in order to project a sense of “harmony within diversity”, of “historical unity”, of the “rainbow nation”, or of the “African renaissance”. And in the midst of the acts of silencing, the symbolic appropriations transform the island and the museum into a parody of social reclamations, the ironic gesture of the non-narrated –or partially narrated– subaltern, refracted in the story. These contradictory and interdependent processes of multiple representations and diverse political logics are what I will attempt to analyze in this article.

Ver artículo en versión PDF



Violencias de Estado. La guerra antiterrorista y la guerra contra el crimen como medios de control global
Mario Rufer
Resumen | Abstract
ESPAÑOL

Hace algunos años, en una entrevista realizada a Zine Magubane, la reconocida politóloga sudafricana declaró lo siguiente en forma de interrogantes:
Lo que falta en el pensamiento político contemporáneo son investigaciones en los márgenes y en diálogo con los centros hegemónicos actuales, que nos permitan a los sudafricanos, indios, bolivianos o marroquíes comprender de qué forma el Estado está reconfigurando su poder con base en la exclusión, de qué manera la metamorfosis actual de la modernidad no está marcada por su ocaso ni por una extrema racionalidad sino por elementos contradictorios pero funcionales que conjugan una refundación de las violencias gubernamentales con la persistencia de los mitos de ciencia y desarrollo. Necesitamos entender de qué manera el Estado contemporáneo, y sobre todo el del tercer mundo, es amenazado por fuerzas paralelas a las que se acomoda paulatinamente y extiende su soberanía pactando con ellas, acoplándosele, definiendo nuevos enemigos internos, identificando poblaciones desechables, haciendo maleable la fuerza de la ley, transformándose una vez más en un difuso mecanismo de diferenciación, indiferencia y muerte [Magubane, 2004:14].
Pienso que, de muchas maneras, el nuevo libro de Pilar Calveiro encaja en la demanda que hace Magubane: Violencias de Estado se centra en discutir estos puntos –entre muchos más–. A continuación, presento tres estampas de lo que –para mí– son los puntos centrales de este libro, no sólo como unidad textual sino con respecto a lo que se ha escrito sobre Estado, violencia y orden global –aunque no conozco todo, por supuesto.

Ver artículo en versión PDF



 
Página 1